La Habitación Roja (Circulo del Arte de Toledo -16.02.2019-)

La gira presentación de Memoria llegaba a Toledo, a la antigua iglesia de San Vicente, que ahora luce como lugar culturar como el Circulo del Arte de Toledo, donde tiene cabida cualquier representación artística. En esta ocasión, y como cada vez que nos desplazamos era pasa asistir a un concierto, el de La Habitación Roja.

Una de la bandas más honestas que conocemos. Sabedores de su limitaciones siempre se tiran en plancha, tienen tanto que dar y de una manera tan sencilla y permeable, que se sienten indestructibles en el conflicto debe y haber. Y aunque algo fríos, sobre las 22.00h arrancaban el concierto con “Nuevos Románticos”, seguida de “La Última Noche del Año”. Dos punzadas lo suficiente profundas como para considerar el aguantarles la mirada, un autentico éxito.

Para nuestra sorpresa rapidaménte giraron la mirada y encendieron su Radio para interpretar “Un Día Perfecto”, pero antes le dieron un primer pellizco a un de los mejores disco que La Habitación Roja ha firmado en su amplia carrera, “La Segunda Oportunidad” de Fue Eléctrico. Aquí ya todo fluye con total normalidad y los sentimientos ya respiran, fuera corsés y apariencias. Así son ellos y así nos hacen sentir su música y sus textos.

El recorrido nos lleva de nuevo ha encontrarnos con Memoria (“Estrella Herida de Muerte” y “Berlín”), y ha recordar aquel hit que ahora suena añejo y nos saca una sonrisa, “Nunca Ganaremos el Mundial”. Pero donde más lucen los valencianos es cuando se empeñan en sacarle brillo a los momentos y recuerdos que más daño hacen, los que se incrustan y solo el tiempo es capaz de tapar temporalmente, como en “Volverás a Brillar”.

En un goteo constantes se suceden “La Noche Se Vuelve a Encender”, “Líneas en el Cielo”, “El Eje del Mal” y “Febrero”. Una pausa, trago de agua por parte de protagonistas y vistas de que se nos viene encima un revolcón importante. Ocultamos nuestra fragilidad y sacamos pecho para acompañar sin perder de vista “La Moneda en el Aire”, y en esa situación ya no hay quien nos pare, ahora mismo somos “Indestructibles”. Y todo gracias a la inmensa capacidad de implicación que consiguen con su música.

Antes de darnos un respiro, de permitirnos recoger nuestras emociones que deambulan a su antojo por el recinto, suenan “Voy a Hacerte Recordar” y “Madrid”. Aún le quedan seis capítulos a esta noche tan vulnerable e impregnada de verdad.

“En Días Como Hoy”, “El Resplandor”, “De Cine”, “Mi Habitación” y dos maravillas de belleza temblorosa, “La Edad de Oro” y “Ayer”. Justo después, cuando la música cesa y el telón se desploma, justo antes de que las luces se enciendan y las caretas vuelvan a su lugar, entonces, todos tenemos claro que la música nos salvara. Sin excepción.

@IbandSonido



Share This