Comunicado La Calle Suena ( 04.Febrero.2020)

“Los músicos de calle de Madrid piden al Ayuntamiento que les escuche y no apruebe de forma unilateral una nueva regulación que generará más molestias”

“Los músicos de calle de Madrid denuncian que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid y su Concejalía del Distrito Centro no ha contado con ellos para elaborar un nuevo decreto para la interpretación de música de calle en este distrito, y piden al Ayuntamiento posponer la salida del mismo y habilitar urgentemente una mesa de trabajo junto a vecinos y comerciantes que dé como resultado un decreto consensuado y coherente que pueda solucionar las problemáticas actuales. Pese a los numerosos ofrecimientos en los últimos siete meses, el ayuntamiento no ha querido contar con la experiencia de la plataforma de música de calle que participó en la elaboración del anterior decreto y solo se ha dirigido a los músicos para informarles de sus planes sin posibilidad de participar en el proceso de elaboración de la norma o al menos dar su opinión sobre la misma.
 
El sistema de sorteo, unido a un cupo en el número de autorizaciones semestrales y a la limitación del número de componentes por grupo que quiere imponer el Ayuntamiento dejará en situación de ilegalidad a muchos músicos, que no podrán actuar o tendrán que hacerlo exponiéndose a ser multados. Muchos grupos estables y con propuestas muy trabajadas tendrán que dejar de tocar o lo tendrán que hacer en formatos menos interesantes, al no tener todos los componentes la autorización, y el resultado final será que la calidad musical en las calles de Madrid bajará considerablemente.
 
La nueva normativa además provocará el movimiento de músicos sin permisos a zonas no autorizadas, generando molestias a los vecinos sin que las asociaciones de música de calle puedan controlarlo, pues los músicos sin derechos tampoco tendrán deberes, con todo lo que eso puede conllevar para los vecinos de la zona centro.
 
La prohibición total de la música en la calle Preciados, entre otras, deja vacío de cultura ese espacio comercial sin vecinos, en el que este fenómeno atraía la atención de turistas y público. En esa zona actuaban músicos reconocidos como Borja Catanesi (ganador del primer premio en la categoría de música urbana en los Universal Street Games en EEUU) que aportan un indudable valor cultural a la ciudad de Madrid. 
 
Los músicos no entienden por qué se restringen o prohíben zonas donde no había ningún problema cuando los principales fallos del anterior decreto son la falta de información y la falta de control en lugares en los que ya estaban prohibidas las interpretaciones, como Plaza Mayor, Santa Ana o plaza del Angel. Esos son los lugares donde más molestias se generan, problema conocido desde hace años y causado por no más de una decena de individuos que actúan sin respetar normativa alguna. Si este nuevo decreto lo que hace es dejar a más músicos en situación ilegal, ¿cómo se lograrán controlar todas las zonas de distrito centro y frenar los problemas que ya existían?”

+ Info en LaCalleSuena.es



Share This