Prison WIC: Le Voyeur & Jacobo Serra (12 y 13 de Enero; Segovia)
17025
post-template-default,single,single-post,postid-17025,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,vss_width_768,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Prison WIC: Le Voyeur & Jacobo Serra (12 y 13 de Enero; Segovia)

Suponemos que todas las dudas acerca del Winter Indie City (WIC) vienen generadas porque no debe de ser un modelo muy común en la escena actual de festivales o ciclos de música “indie”. Y lo decimos con todos los respetos a la “época heroica”, que diría aquel, porque “indie” por entonces significaba una serie de valores y actitudes que ahora mismo están casi extinguidos. Y, ¿por qué se producen las extinciones? Normalmente por adaptaciones a los nuevos tiempos, a estos tiempos en los que manda el dinero y llenar recintos. No lo decimos nosotros, ya lo advertía Walter Benjamin cuando explicaba lo peligroso que era que los bienes culturales fueran adsorbidos por el mercado y se convirtieran en eso, en mercancía.

Pero el WIC almacena en el imaginario la palabra “independencia” en un sentido primigenio y personal: actitud para hacer las cosas de manera espontanea, también amateur y pasional, hacer caso al corazón, que es de lo que está hecha la música, y no al bolsillo…

Si, quizá no creamos demasiado en la democratización del arte, refiriéndonos no tanto a su producción sino más bien a su recepción, Y por eso no nos importa demasiado que haya cuatro personas en los conciertos porque esos cuatro están allí en apología de su individualidad y no por modas, “giliblogueces” o postureo vario.

Queremos mantener nuestra independencia de salas, asociaciones culturales, política y asuntos de caja… Agradecemos su colaboración o su indiferencia, según qué casos, pero nos mantendremos en el mismo lugar. Lo que queremos es traer a nuestras bandas, nuevas o veteranas, a esta pequeña y especial ciudad que es Segovia.

Ocho ediciones después seguimos vivos le pese a quién le pese. Aunque sabemos que también se alegra mucha gente y que otros muchos, la mayoría, aún no saben ni quienes somos. A todos ellos queremos explicarles que el WIC es muy cabezota y que sólo pretendemos ser una vía de escape entre un montón de producciones en serie donde “uno” se parece peligrosamente a “otro” hasta que todo se convierte en una hilera de espejos. Nosotros queremos romper todos los espejos.

+ Info y entradas en WinterIndieCity.com.

Fuente: El Ático de Malasaña.

Échale un ojo también a....


Share This